Delfín Tomasino Bonet, un simple empleado que hizo grande a una ciudad.

08.09.2011 19:09

Delfín Tomasino Bonet, nació el 30 de noviembre de 1864 en la casa de Colón y Maceo, aun habitada aunque dividida, frente a la clínica dental de Sagua la Grande.
Era hijo de Delfín Tomasino y Freixas, destacado comerciante español, el Alcalde número catorce en la historia de Sagua, quien 1882 se había destacado por recuperar la Plaza de Armas, acto por el cual llevó su nombre hasta el cambio de 1902 por el que lleva hoy como Parque de la Independencia.
En 1898, como miembro del ayuntamiento exigió y logró un acuerdo oficial que suprimía los abusivos derechos que tenían hasta entonces los militares españoles y sus familiares, a quienes el municipio tenía que costearles hasta la limpieza de los zapatos.

Durante la Guerra del 95 integró y dirigió el Comité Revolucionario que apoyaba clandestinamente a los insurgentes. Dos de sus primos cayeron en combate y él se encargó de recuperar sus restos desde la manigua hasta el cementerio local.

De simple empleado que ganaba 17 pesos mensuales, logró honradamente alcanzar altos puestos en compañías azucareras del territorio. Así llegó a ser Presidente de la Compañía del Central Santa Teresa ;Vice-Presidente de la compañía del Central Resulta; Presidente de la Compañía Eléctrica de Sagua, inaugurándose en su mandato la planta que suministraba energía al poblado; trabajó para la familia de Juan de Dios de Oña, de la cual fue su apoderado; Presidente en la década de loas años 20 de la Compañía de Seguros y Fianzas de Sagua, construyéndose bajo su mandato el Hotel Sagua, obra que defendió en toda su magnitud pese a la oposición que enfrentó en la época caracterizada por un crack bancario. Presidente de la Cámara de Comercio; Presidente de la Fundación Oña-Ribalta la cual construyó el Asilo de Ancianos y el Hospital de Maternidad, hoy escuela Manuel Ascunce. ; Presidente del Casino de Artesanos; miembro de la directiva del Casino Español y Presidente del Liceo.

Desde el año de 1900 formó un hogar con Clemencia Machado, hija por adopción de Francisco de Paula Machado y hermana de Evangelina Cossio, ambas figuras tratadas ya en programas anteriores. De esta unión matrimonial nacieron siete hijos.

Su esposa falleció prematuramente a los 31 años. Para honrar su memoria, Tomasino trajo de Francia el reloj que aun da la hora en el frontispicio del campanario de la iglesia parroquial.

Delfín Tomasino falleció en Sagua el 29 de enero de 1944 a la edad de 80 años.
Por nuestras calles caminan aun sus descendientes, nietos y bisnietos, de apellido Castañeda Tomasino.

NOTA: A Sonia y Manolo el agradecimiento por haber facilitado material e información para el desarrollo de este trabajo.