Hoteles en Sagua la Grande. Una historia que asombra.

11.09.2011 00:30

Por: Ing. Yoel Rivero Marín y DrSc. Raúl Villavicencio Finalé.

El primer hotel que aparece recogido por la historia de Sagua la Grande el “Hotel de Cherepa” ubicado supuestamente en la calle Ribera y propiedad de José Virgil, aparece en el año 1825 con fonda y posada. El conocido y entusiasta “fundador” fue muy querido por los sagüeros hasta 1860 en que murió.
Durante la primera mitad del siglo XIX se construyen muchos pequeños hoteles y Posadas que cambiaban de nombre y de lugar constantemente, por lo que nos resulta muy difícil tener claridad de todos ellos. En el año 1893 surge uno de los hoteles más importantes de la ciudad, el Hotel Telégrafo. Ubicado frente al parque la Libertad en el edificio que hoy ocupa el PCC de la localidad. En el año 1902 era un hotel de primera clase, único de su tipo en Sagua. Ya en el siglo, en Marzo de 1943 pasa a la nueva ubicación que tiene en la actualidad, en la esquina de las calles Martí y Calixto García. Según consta en el periódico Mensaje tenía cómodas y ventiladas habitaciones, con agua fría y caliente. En el año 1895 surge el Hotel Siglo XX fabricado por un señor español llamado Evaristo Otero quien fuera su primer propietario, quien lo mantuvo por 10 años. En el mismo existía restaurante, bar, tiendas, salas de juego, expendio de alimentos y otros servicios que lo convertían en un moderno paso de avance para la hotelería de la ciudad. Contaba con 40 habitaciones, de las cuales 34 eran para alquilar. Este hotel constituyó el núcleo central de todo el comercio de la ciudad y fue patrocinado por varios de los clubes de la ciudad, como el Rotario y el de los Leones. Ya en los años 50 partes del hotel comenzaron a ser arrendadas hasta el triunfo de la Revolución en 1959 que fue intervenido. En 1970, dado su deterioro, es cerrada gran parte de la instalación, quedando algunos servicios hasta 1986 que tras el paso del huracán Kate los deterioros se intensificaron y muchos de sus locales pasaron a casas para los damnificados. Este Hotel Siglo XX estaba situado en una zona céntrica de la ciudad y de gran actividad comercian, en el Callejón de la Plaza vieja esquina a Carmen Ribalta y cercano a otros Hoteles con el Nacional, donde trabajó el famoso campeón de boxeo Kid Nacional, ubicado en Céspedes y el mismo Callejón de la Plaza, frente por frente al Siglo XX se encontraba el Hotel Plaza.
Otro de los hoteles que se recuerdan en la ciudad es el Hotel Paradero, ubicado en Martí y Máximo Gómez, hoy en derrumbe frente a la Terminal de Ómnibus. El Hotel “Hospedaje” construido a fines del siglo XIX en los altos de la recordada quesera es otra de las instituciones de este tipo en la ciudad. En la esquina de la actual ESBU José Martí se encontraba el hotel “Cuatro naciones”, en la calle Céspedes se recuerda al hotel Amaro. El Hotel Sagua también es otro de los majestuosos exponentes de la hotelería en Sagua, construido entre los años 1925 y 1927. De él ya hablamos en emisiones anteriores. El famoso Hotel Unión es el que se le llamó el Hotel Embrujado, fue construido en el año 1902 pertenecía a Francisco Goñi, su dirección es Carmen Ribalta 129, hoy es un edificio donde aún habitan varios sagüeros. También en el año 1902 fueron construidos: el Gran Hotel y restaurante “Pasaje” propiedad de Fernández y Arniella, ubicado en Martí 36, esquina Carmen Ribalta y el Hotel de Teodomiro Peña ubicado en Céspedes 124.
En el año 1902 se recuerdan dos Fondas con Hospedajes, una ubicada en Céspedes 136 y su dueño era Wong Paen Lien, y la otra ubicada en la plaza del Mercado, propiedad de Fernándo Cantón. En el año 1894 surge la Fonda con posada “La Nivaria” ubicado en Estrella, hoy Maceo, esquina San Elías, hoy Calixto García. En Cayo Esquivel existieron dos hoteles, uno llamado Hotel Ortiz y el otro perteneciente a Morejón. En el poblado de Isabela de Sagua existieron varios hopteles, en 1894 estaba el hotel “La Catalana”, en 1902 Hotel-Restaurante-Café de Gabino Valdéz, ubicado en la Calle Independencia, calle donde también se crearon en ese año el Hotel-Restaurante-Café- Baños de e Miguel Puignau y el Hotel “Correo” de Ángel C. Valdéz. En ese año surge el Hotel de Agustín Herrera en ese poblado costero y otros dos llamados El Gato negro y el Miramar, este último propiedad de Saborido. En otro de los poblados costeros de Sagua, en Uvero se recuerda aún el hotel “ Mariluna” propiedad de Erasmo López con 8 habitaciones. Existieron muchos hoteles más, pero muchos de ellos se han perdido en la historia.