¿Cómo hacer un blog en Cuba?

15.09.2011 22:55

Por: Yoel Rivero Marín.
En la era moderna, donde se le rinde culto a la INTERNET, es casi una ofensa estar sin conexión, en los países del primer mundo tener una publicación digital es prácticamente como llevar un diario escolar. Según Internet World Stats el número estimado de usuarios de internet en el mundo es de 1.407.724.920. El sondeo se efectuó en Marzo de 2008. Tomando en cuenta la población mundial total (6.676.120.288) significa que poco más de un 20% de las personas pueden acceder a internet. Pero para el 80 % de la población mundial es realmente un privilegio contar en primer lugar con un ordenador personal y una utopía tener a 10 kilómetros de distancia la posibilidad de conectividad. Lamentablemente Cuba cae precisamente dentro de ese 80 % y mientras más nos alejamos de la capital nacional o de las capitales de provincia la realidad se convierte en un golpe demoledor que te quita todo empeño de acercarte al mundo. Decir lo que pensamos y que otros lo conozcan ya se hace una necesidad, pues a diario son millones los que buscan sus intereses con Google o solo ven los videos que son puestos en You tube. ¿Cómo hacer entonces un blog en Cuba?... o más crítico aún, ¿Cómo hacer un blog en un municipio del centro de Cuba? Sabemos que lo que podamos escribir los que contamos con este servicio no será leído por el resto de los sagüeros, en mi caso recidente en la localidad de Sagua la Grande, pero sí por el resto del mundo y eso es en estos momentos lo más importante, pues la realidad que navega en la red no debe ser solo la que pongan los que tienen el dinero para hacerlo, debe ser una realidad lo más abarcadora posible. Todos los que contamos con el acceso a la red tenemos que dedicar muchas horas fuera de nuestras propias obligaciones cotidianas para darle vida a estas bitácoras personales, las que surgieron precisamente cómo algo personal, donde cada quien en el mundo plasmaba lo que sentía y vivía de una forma muy espontánea y sin muchos requisitos. Los cubanos le hemos hecho algunas variaciones a su función y esta posibilidad se ha convertido en una forma de decir y abrirnos al mundo. Podemos contar con sitios que prácticamente no tienen nada que envidiar a una publicación oficial en cualquier rincón del planeta, por la seriedad, la profundidad y la variedad de sus contenidos. Hacer un blog en Cuba no crean que resulta nada sencillo. Hoy por ejemplo yo terminé mi jornada laboral, cumplí con todas mis obligaciones hogareñas y tengo a mi pequeña hija de solo 7 años prácticamente cursando una maestría en paint para que me permita escribir estas líneas y llevarlas a la red. Los que sostenemos estos sitios personales no siempre tenemos el tiempo, no siempre tenemos conexión, no siempre tenemos la idea en el momento que tenemos la PC, no siempre somos capaces de saltar por encima de nuestras abrumadoras cotidianeidades para escribir en la red y aún así lo hacemos, por fuerza mayor como dijeran unos, yo digo que es por ahínco, por esa necesidad de decir, por la necesidad de ser escuchados.
Nadie sabe lo que experimenta alguien que se encuentra en el centro de Cuba y de su tierra, de Sagua la Grande, dice lo que siente, lo que vive, lo que aprende. De ella han escrito muchos en la red, sin la más mínima responsabilidad, con un individualismo de ideas y conceptos que hacen bullir el desarraigo que los mata. Tal vez tienen la INTERNET en el cuarto de sus casas, pero no tienen sus casas en la tierra desde donde escribimos los que somos capaces de hacer un blog en Cuba y particularmente en Sagua la Grande, esa que está viva y sigue su curso, esa que no se ha detenido, esa que con aciertos y desaciertos camina, anda bien, mal, regular, pero anda. Escribir en la red es, aún cuando implica sacrificios, uno de los goces más plenos que pudiera experimentar, aún cuando tenga que sortear obstáculos de todo tipo, incomprensiones de toda clase y hasta la familia, que nunca ha navegado en la red, que no comprende por qué le dedico tanto tiempo sin el más mínimo beneficio material.
Hacer un blog en Cuba no es fácil, tal vez no lo puede hacer cualquiera, tal vez traiga más problemas que soluciones, tal vez muchos piensen que no tenemos la libertad de decir lo que pensamos y cuándo lo pensamos, pero aún así los hacemos y decimos lo que queremos decir, somos nuestros propios escritores, editores y censores y para quien lo dude el debate está abierto, pregunte lo que quiera sobre cómo hacer un blog en Cuba, aquí podemos aclarar cualquier tipo de interrogante.